• Marina Bay

    Marina Bay, con sus edificios altísimos y casi futuristas, es la parte más famosa de la ciudad. Se encuentra junto al centro y frente al mar. Es una mezcla de puerto, paseo marítimo, zona financiera, comercial, etc. Aunque su construcción comenzó en los años 70 aún queda mucho por hacer. De hecho, yo pensé que era una parte más nueva incluso. Estuvimos allí un día y, la verdad, es que no vimos ni la mitad. Hacía mucho calor, había poca sombra y, sobre todo, poco ambiente. Sí, en los sitios importantes claro que había turistas pero por lo demás, aquello estaba más bien desértico. Uno de los edificios más conocidos…

  • Visita al zoo de Singapur

    Creo que ver animales es algo que a cualquier peque le gusta. Por eso una visita a un zoo es casi algo obligado. Y el de Singapore merece bastante la pena. Para ir a él tuvimos que tomar dos autobuses y tardamos casi una hora. Pero el paseo en sí también es agradable. Lo único que es un poco “fastidio” es tener que sacar al bebé del carro y plegarlo, al carro me refiero 🙂 El conductor, además, se puso bien firme y no le importó que la peque estuvira durmiendo: el bebé tenía que ir en brazos. Una vez en el zoo vimos un cartel que te recomendaba comprar…